El interim manager se ha convertido en el profesional idóneo para ayudar a cualquier  empresa en un proceso de cambio. Su experiencia y su formación le avalan. Un profesional, en la mayoría de los casos con perfil senior, que lleva a cabo una misión concreta en un tiempo determinado y en casos como estos…

Qué duda cabe que una de las ventajas de recurrir a un interim manager es la aportación de valor que ofrece éste a cualquier organización. Por una parte un valor de tipo funcional, es decir como experto en internacionalización, a la hora de gestionar proyectos complejos… también un valor desde el punto de vista sectorial debido a su experiencia como puede ser en el sector banca, en tecnología, en logística… o un valor relacional ya que puede ser un profesional con don de gentes o con contactos que pueden ayudar a la empresa a la que va a ayudar a abrirse nuevos caminos desde el punto de vista comercial y empresarial.

¿Estás pensando contratar los servicios puntuales de un interim manager pero necesitas conocer mejor de antemano ejemplo de casos reales para saber si éste es el profesional que mejor puede ayudarte en necesidades concretas? Te contamos varios ejemplos: imagina que tu empresa necesita tomar una decisión estratégica pero crees que no tienes ningún perfil que pueda llevar a cabo ello. El interim manager dada su experiencia puede llevar a cabo esta decisión de una manera inteligente y con total conocimiento.

En ocasiones las oportunidades están fuera de tu zona de confort y cabe la pena aprovecharlas. En este sentido, también el interim manager puede ayudar a tu empresa a entrar en mercados nuevos, guiarla en escenarios que no conoce, encauzar el camino y más tarde, dejar que tu empresa lo transcurra sola. Otro caso similar es cuando por motivos empresariales tienes un mercado extranjero concreto  donde quieres expandir tu negocio. El interim manager puede ayudarte a abrir nuevas vías de negocio, a entender el contexto local, la regulación, burocracia…

No todo son buenas noticias en una empresa, ya lo sabes. El interim manager también puede llevar a cabo lo que se llama “trabajo sucio”, es decir llevar a cabo y comandar medidas impopulares como reducción de plantilla o despidos. O cuando tienes un profesional clave en tu empresa de baja de larga duración y su puesto no puede ser cubierto por cualquier persona. Una opción ideal es recurrir a un interim manager que dada su experiencia puede tomar las riendas en cualquier momento hasta la vuelta del trabajador. Como  ves, un perfil multidisciplinar y de gran valor que debes tener en cuenta siempre en el devenir de tu organización.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú