Ya no es solo una opción para cualquier empresa, sino una obligación: aprovechar las diferentes oportunidades internacionales que aparecen delante de nuestros ojos y que se convierten en imprescindible. Y es que en épocas de globalización como estas, el apostar por aprovechar estas oportunidades comerciales allende nuestras fronteras se convierte en una excelente manera de hacer crecer las posibilidades de negocio y la facturación de cualquier empresa. Es aquí donde, de nuevo, el interim manager ocupa un papel clave.

Llevar a cabo la internacionalización de una empresa nunca es fácil. Estamos acostumbrados a nuestra zona de confort o que haya algún que otro partner, distribuidor o un trabajador que se encargue de eso pero ¿qué ocurre cuando algo de esto falla? ¿o si se nos presenta una oportunidad para la internacionalización de la empresa? Optar por un interim manager es la mejor solución. De hecho según diferentes encuestas a responsables de Recursos Humanos, trasladar la gestión de estos procesos a directivos presenta una tasa de fracaso de casi el 40%. La solución está clara: contar con un interim manager.

Y tú quizás te preguntes, ¿por qué optar por un interim manager si un directivo de la empresa puede llevar a cabo este proceso de internacionalización? Pues por muchos motivos más allá del tema del idioma. Puede ser que, pese su experiencia en la gestión de la empresa, el perfil del profesional no es acorde con el destino donde se quiere trabajar. Quizás también por la probable experiencia internacional del directivo, por su escasa formación intercultural o conocimiento de la realidad empresarial de dicho país o países. También puede jugar en su contra la mala planificación de la carrera profesional en el exterior o la inadecuada adaptación del profesional o su familia al país y otras aspiraciones de corte personal que podrían poner en jaque la internacionalización de la empresa. Evita cometer estos errores y opta por un interim manager.

Internacionalización e interim management

En España además hay otra realidad que deben tener en cuenta las empresas: 1 de cada 2 empleados no están dispuestos a la movilidad internacional. Es por ello que los interim manager con experiencia en este sentido son una excelente oportunidad para las empresas. En realidad son profesionales experiencia a sus espaldas, que aportan de forma fehaciente un alto compromiso con las empresas y clientes. El interim manager se involucra con los retos y desafíos de una manera profesional, además tomando el control de la situación en un corto periodo de tiempo y haciendo que el ciclo de respuesta a las necesidades de las organizaciones sea más corto. También es cierto que han vivido ya estos procesos, por lo que han desarrollado habilidades interculturales en el entorno internacional si encima conoce el destino a donde trabajar mejor que mejor. Un talento que no hay que desaprovechar.

En recientes conferencias de Recursos Humanos también se ha señalado el interim management como la mejor respuesta a los problemas que genera la gestión de expatriados en las empresas sobre todo para aquellas que carecen de fondos, recursos, plantilla y tamaño. Tú, como empresa, ni lo pienses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú