A menudo se habla desde una connotación negativa del envejecimiento de la población. Sin embargo en el terreno laboral éste debe verse como una magnífica oportunidad cara al aprovechamiento de la experiencia del profesional senior en pro a una mejora de la situación actual de muchas empresas.

Los datos hablan por sí solos. Según la Fundación Mapfre, el porcentaje de autónomos y emprendedores es mayor en los mayores de 55 años, que en los menores de 30 y más del 40% de los empleados en las empresas en España superan los 50 años. ¿Por qué no aprovechar este talento y experiencia acumulados tal y como propone el interim management? De hecho según otro estudio, Tendencias Globales de Capital Humano llevado a cabo por Deloitte, el 80% de los empleadores considera a los trabajadores de más de 50 años como un recurso valioso.

Un profesional senior es un incentivo para cualquier empresa cara a apoyarla en la gestión de nuevos proyectos, en problemas puntuales, situaciones de crisis, relevación generacional… un factor clave para que cualquier empresa tenga en cuenta la experiencia de estos profesionales capaces de llevar adelante retos incluso complicados con total solvencia y con las mejores garantías de éxito. El interim management coloca a este profesional no en una situación privilegiada, sino en la posición real que debe tener, en la que se ha labrado con el paso del tiempo, en una posición fruto de una gran experiencia que, seguro, ha ayuda a muchas empresas.

Interim Management y profesionales seniors

No se trata de competir con la gente más joven, ni mucho menos. Todo el mundo independientemente de su edad tiene su propio talento y aporta sus fortalezas a cualquier empresa. Sin embargo, el interim managerment va más allá de la formación, se basa en la experiencia. Huelga decir que no se trata de que el profesional senior no tenga formación, ésta puede ser atemporal también y que el profesional senior se haya formado con el transcurrir de los años y haya obtenido una formación más específica tras años de trabajo y cuando por circunstancias personales ha podido llevarlas a cabo. El interim managerment pone en primera plana el concepto de la experiencia del profesional senior como revulsivo para muchas empresas.

A lo largo de sus años como profesional, que incluso puede ser de más de 30 años en un sector determinado o en un puesto en concreto, el profesional senior ha adquirido conocimientos en el “terreno de juego”. Ha sabido enfrentarse a problemas, a saber cómo solucionarnos, a acumular una serie de herramientas, recursos y procedimientos que aplicados en necesidades concretas de clientes puede ayudar a éstos a avanzar y solucionar problemas o gestiones que necesitan en su empresa. El interim management de hecho subraya esto: cómo un profesional puede ayudar a una empresa basándose en sus propios conocimientos y experiencia ayudando en temas puntuales y concretos ante las necesidades específicas de una empresa. Y aquí, la experiencia cuenta y mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú