Un proceso de interim management implica a diferentes departamentos dentro de la empresa más allá de la importancia de las relaciones directivas y ejecutivas; una de las secciones con las que se genera una importante vinculación  es con la dedicada a RRHH y sus estrategias para la gestión de talento.

Las importantes decisiones en los RRHH

Es fundamental que el Director de RRHH tome ciertas decisiones referentes al interim management, incluso en algunos casos es este departamento el que informa a las plataformas directivas de la necesidad de involucrar a la empresa en este proceso o acudir a una compañía experta en este tipo de metodologías.

El equipo de RRHH está habitualmente vinculado con las necesidades humanas y estratégicas de la compañía, así que puede ser el primer departamento en detectar algunas necesidades que no se suplen con contrataciones comunes u otros métodos y requieren un interim management.

El proceso de transformación y el apoyo de RRHH

Cuando una empresa se embarca en una experiencia de interim management sufre diferentes evoluciones y una importante transformación en sus métodos de trabajo, toma de decisiones, espíritu de equipo e incluso parte de la filosofía de trabajo tradicional se puede ver trastocada a partir de entonces.

Para la correcta implementación y evolución del interim management es indispensable que los equipos se vean involucrados en el proceso e incluyan nuevas rutinas de trabajo o procesos, para lo que resulta capital la generación de un profundo vínculo con la parte encargada de RRHH de la empresa en cuestión.

Además de las transformaciones generadas en el proceso y la compleja etapa de cambio que pueden sufrir los trabajadores o equipos en algunas ocasiones, es fundamental que los cambios perduren y los nuevos hábitos se mantengan, lo que parece impensable sin la ayuda de RRHH.

Auténticos guías y asesores de interimmanagement

Cuando la intención es la de alcanzar ciertos objetivos y someter a ciertos cambios a la empresa o sus sistemas previos, es muy importante hacer partícipe al equipo interno así como conocer las metodologías anteriores, y los RRHH pueden ser ese mediador entre esos dos mundos.

El equipo de RRHH ejercerá de guía a la hora de implicar a los trabajadores en el proceso de transformación y facilitar el interim management, a la vez que tendrá la capacidad de asesorar a los profesionales externos, Seniors y Facilitadores sobre los viejos hábitos empresariales y las metodologías más arraigadas.

Un vínculo en el diagnóstico y el la posteridad

Ya desde el ejercicio de diagnóstico previo y realización de plan de acción o estrategias, la dirección de RRHH puede suponer una pieza fundamental de trabajo conjunto con el equipo de interim management por su proximidad con el estado actual no solo de la empresa sino también de sus trabajadores y sus habilidades o fortalezas.

Esta relación se afianzará en el proceso de interim management y debe perdurar de cara a la absoluta integración de nuevos procesos una vez finalizado el periodo de cambio, ya que cada nuevo método debe permanecer en la empresa con ayuda del proceso de mentoring y la ayuda de RRHH.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú