La metodología de ALITARA se identifica con ciertos valores fundamentales como el enfoque personalizado, la dilatada experiencia, las soluciones totalmente orientadas al cliente y una serie de resultados tangibles y sostenidos en el tiempo; para comprender cómo funciona el interim manager y resuelve tus problemas empresariales conoce nuestra metodología para el éxito de tu negocio.

La estructura de nuestro método como base del proceso

En el ejercicio de interim manager para tu empresa nuestra meta fundamental será la consecución del éxito de la misma, ya que nuestro trabajo nunca tendrá sentido si no está basado en estructuras sólidas con resultados firmes y tangibles con los que proyectar un nuevo futuro para las compañías que nos ceden su confianza.

La estructura de nuestra metodología se basa en un diagnóstico desarrollado en base a un particular análisis de la situación de la empresa, la elaboración de una propuesta de plan de acción acorde con las necesidades, la implementación de este plan con ayuda del interim manager y por último la consolidación de este plan y seguimiento del mismo.

Diagnóstico e identificación de oportunidades

Para implementar nuestra metodología correctamente y alcanzar el éxito esperado es fundamental ejecutar las fases iniciales de forma adecuada, así que nuestros principales esfuerzos en primera instancia estarán en el diagnóstico y el análisis de la situación actual de la empresa, realizando una evaluación de las necesidades individuales y organizativas.

La ejecución de este proceso desarrollará con la identificación, creación y motivación del equipo que debe liderar el proceso seguido de la definición de objetivos y metas a alcanzar tanto cuantitativos cómo cualitativos, para después compartir e implicar a la organización en este proceso de cambio, consensuando medidas, plazos y esquema del método.

La planificación y las acciones estructurales de valor y resultado

Para introducir nuestra metodología y trasladar el éxito del interim manager a la empresa en cuestión es necesario pasar a la acción inmediatamente después del proceso de diagnóstico y trazado del plan, así que se definirán los objetivos y se cerrarán los planes con la organización, eliminando las barreras que imposibiliten el cambio.

El siguiente paso será asegurar la consecución de los objetivos a corto plazo que motiven al equipo, identificando el sentimiento de mejora o lo que llamamos “quick wins” ya que son acciones con metas cortas y un alto grado de éxito y de satisfacción económica y emocional para el equipo, mientras tanto se realiza el plan a largo plazo.

La implantación definitiva y el seguimiento

La fase final de nuestra metodología llegará con la completa implementación de metas y plazos, la gestión del cambio de organización, toma de decisiones y cumplimiento de objetivos y la capacitación del equipo para los nuevos métodos y procesos de la mano del interim manager.

Para entonces solo quedará un último proceso de evaluación de los resultados obtenidos y el impacto alcanzado en la empresa, una medida del éxito de los métodos desarrollados, y la transmisión de los resultados asegurando que el equipo comparte el resultado y los objetivos alcanzados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú