Muchas veces la dinámica de trabajo en nuestro ámbito laboral no funciona como nos gustaría. Esto puede ser debido a problemas del propio trabajo o personales del equipo humano. Ante ellos, el enfoque de un profesional senior siempre será de gran ayuda a la hora de resolver los conflictos que puedan surgir.

Es muy común que alguna persona de los equipos de trabajo pueda tener un mal día. A nosotros seguro que también nos ha pasado alguna vez. Puede ser por problemas a nivel personal, como dificultades para conciliar, crisis de pareja, enfermedad propia o de algún familiar etc., o pueden ser causados también por el propio estrés generado por el propio trabajo. Agobio por no cumplir plazos, mal ambiente entre compañeros e incluso bullying, pueden ser algunos de los factores.

10 claves para la resolución de problemas de trabajo en equipo

Si vemos que estos factores están afectando al trabajo en equipo en nuestra empresa, es recomendable que leamos 10 consejos que nos servirán para resolverlos de forma eficiente:

1.- Proponerse para ayudar.- Antes problemas en el equipo de trabajo, una actitud positiva y de ayuda siempre será mejor para todos. El optimismo se contagia y, uniendo esfuerzos entre el equipo, siempre se podrá llegar a una mejor solución.

2.- Pedir ayuda a un senior.- Si vemos que nuestros esfuerzos no son suficientes para resolver el conflicto, contar con la ayuda de un profesional senior puede ser una gran herramienta. Su experiencia le habrá hecho pasar por casos parecidos que ha sabido resolver y, por tanto, nos podrá orientar.

3.- Tener claro cuál es el tipo de problema. – Puede darse el caso de que sabemos que existe un problema en el equipo pero no tenemos claro de qué tipo. Antes de todo deberemos detectar si se trata de un problema personal o de trabajo, porque en función de uno u otro habrá que tomar distintas medidas.

4.- No sobrepasar la línea entre lo personal y lo profesional. – Si sabemos que el problema está causado por algo de la esfera personal de un compañero, deberemos ofrecer la ayuda en lo posible, pero nunca mezclar el ámbito personal con el profesional, porque nos podría implicar en mayores problemas.

5.- Ser proactivo. – Siempre que esté en nuestra mano ayudar debemos hacerlo, pero de forma proactiva y eficaz y midiendo la ayuda. Es decir, no parar todo para tratar de solucionar un problema personal de otra persona, sino ofrecerle el apoyo necesario y seguir luchando para que el trabajo salga.

6. – Hacer pausas. – Si siempre es recomendable hacer pausas entre horas de trabajo, cuando hay una situación de crisis de equipo deberemos tomárnoslas más en serio.

7.- Saber comunicarse. – Ante los problemas de equipo, debemos poner en práctica la comunicación efectiva, siempre con una escucha activa.

8.- Gestionar las emociones. – Si el problema laboral nos afecta e implica que nos hagan comentarios negativos sobre nuestra forma de trabajar, debemos tener un buen control de las emociones para no perder el control.

9. – Realizar deporte y relajación.- Una vez salgamos del trabajo, es recomendable realizar algún ejercicio físico y actividades de relajación para desconectar y ver las cosas desde otra perspectiva.

10. – Apoyarse en los amigos. – No todo es trabajo y, ante una mala situación del equipo laboral, conviene apoyarnos en quienes más queremos, que nos ofrecerán una visión desde fuera.

Seguir estos consejos y apoyarnos en la experiencia y la guía de un senior, será fundamental para que el problema en el equipo de trabajo se resuelva lo mejor y antes posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú