¿Vas a heredar la empresa de tu padre y no tienes ni idea de qué debes hacer? Es una de las situaciones más frecuentes entre quienes tienen una empresa familiar. En muchas ocasiones se cometen errores a la hora de hacer los cambios generacionales y eso, a la larga, tiene consecuencias desastrosas para el negocio familiar y para quienes lo dirigen o poseen.

Hay que tener en cuenta que una empresa o negocio familiar es mucho más que un proyecto de vida para quien la fundó. En ocasiones, la empresa familiar es también el sustento de hijos y sobrinos y no son pocas las veces en las que las empresas familiares deben hacer frente a períodos de transición en los que se pasa de un tipo de gestión a otra muy diferente… ¡Que en ocasiones acaba siendo fatal! En este artículo hacemos un repaso de los errores más comunes.

Errores que se suelen cometer en la empresa al hacer los cambios generacionales

1. No prever la sucesión con tiempo. La sucesión de la propiedad de una empresa así como la sucesión en la gestión es uno de los errores que se suelen producir con los cambios generacionales. En ocasiones, la muerte del propietario o propietaria precipita los acontecimientos pero lo cierto es que, en general, siempre suele haber manera de prever la sucesión y tomar una serie de medidas para anticiparse.

2. No diferenciar propiedad y gestión. Un error común en las empresas cuando se producen cambios generacionales es no diferenciar propiedad y gestión. La empresa puede ser transmitida a los hijos de forma patrimonial como una herencia normal (un piso o una casa). Sin embargo, la gestión se refiere a quién dirige las actividades cotidianas de la misma.

3. No conocer la situación fiscal o jurídica. Otro de los problemas que suelen tener las empresas familiares a la hora de afrontar un cambio generacional, es el ignorar la situación contable en la que se encuentran y, también, no conocer los entresijos de la ley. Tenemos que tener en cuenta que hay una cantidad de legislación que regula los traspasos empresariales y es fundamental conocerla y estar asesorad por expertos en ella.

Cómo hacer bien los cambios generacionales en la empresa

Una de las mejores decisiones que puede tomar una empresa familiar a la hora de preparar y afrontar un cambio generacional. Aquí es donde es fundamental conocer la figura del interim management que proponen empresas como la nuestra. ¿Y qué es exactamente? Es muy sencillo: se trata en que la gestión diaria de la empresa familiar es asumida por un gestor experto en transición que, poco a poco y sobre un calendario pactado, va transfiriendo el control a la nueva dirección y encargándose de que no haya sobresaltos ni problemas durante el tiempo que dura el proceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú