El competitivo mundo laboral cada día requiere niveles comprobables de preparación, esos niveles están definidos con diferentes términos que permiten categorizar las competencias de cada individuo y en función a ellas agruparlas para que sean esas destrezas las que hablen por si solas y puedan brillar según sea el requerimiento de cada departamento.

Uno de esos conceptos es seniority, que más que un solo concepto, hace referencia a la capacidad de un empleado en función a sus habilidades, serán esas habilidades las que lo ubiquen en rangos como trainer, junior, semi senior y senior, éste último como el rango con mayor preparación que tiene la potestad de capacitar e inducir a otros miembros del equipo de trabajo, diferentes conocimientos, por eso es muy importante tomar en cuenta estas recomendaciones.

1. Nadie empieza aprendido: Cuando no se cuenta con seniority pero si con muchas aspiraciones de superación, es recomendable empezar procesos como voluntariado o pasantías que no requieran experiencia, de esta manera se van acumulando conocimiento que harán destacar al nuevo profesional.

2. Ser trainer con vocación: A pesar de ser ubicado en esta categoría de seniority, no debe ser tomado como una desventaja pues en este punto se puede ir armando un perfil, con la asesoría adecuada y teniendo claro el propósito laboral, se puede empezar a trabajar por lo que se aspira en el mundo laboral.

3. Los logros académicos ayudan a destacar cuando se es trainer: Aunque este rango de seniority sea el más crudo, eso no quiere decir que no se pueda destacar del monton, para eso es recomendable contar con logros académicos durante la preparación para lograr llamar la atención de las empresas.

4. Ser semi senior autosuficiente: La siguiente categoría del seniority es el rango semi senior, en este punto de la vida alboral, ya el empleado puede resolver procesos de manera independiente, esto debido a que su experiencia ya lo ubica en un peldaño donde tiene cierta potestad para accionar y resolver necesidad.

5. La experiencia del semi senior es vital: Se estima que para optar por un rango de semi senior la persona cuente con un rango de experiencia de cuatro a seis años, es por eso que resulta primordial escoger de donde va a provenir esa experiencia, para ello se puede hacer un plan de trabajo donde se visualice una empresa meta a donde se busca llegar y una empresa afín donde se pretenda llegar como semi senior.

6. La preparación de un senior: En el mundo del seniority, el puesto anhelado es el de senior pues se categoriza como el nivel máximo, pero más allá de eso, se debe trabajar con esfuerzo e inteligencia para lograr una preparación llena de habilidades, es decir, que si se aspira ser superior, se deben conocer todos los procesos primero, saber qué hace cada uno de ellos antes de llegar a ese rango.

7. La responsabilidad del senior: Aunque el senior sea la categoría máxima, también es la categoría con más responsabilidades, en ella se adjudican al senior procesos como toma de decisiones, acciones contundente y el proceso de rendir cuentas a un superior, más allá de ser algo que signifique poder, significa la responsabilidad de engranar todas las piezas.

8. El tiempo para ser senior: Según los rangos de seniority, un senior debe tener al menos seis años de experiencia para poder aspirar este cargo.

9. El seniority en el mundo freelance: Estos rangos también suelen aplicarse en a los profesionales freelance, para eso se requiere comprobar los conocimientos con mayor contundencia y además demostrar con un portafolio los trabajos realizados.

10. El seniority busca inspirar: La categorización de los rangos laborales tiene como fin inspirar a los profesionales para que cada vez busquen superarse y aspirar los rangos más altos y competitivos del mundo laboral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú