El Interim Management es una herramienta cada vez más utilizada en las empresas que se encuentran en proceso de cambio, crisis o transición. Consiste en la llegada de un experto administrador externo a la empresa que obtiene poderes de gestión de recursos materiales y humanos con el propósito de hacer una propuesta de valor que facilite el tránsito hacia una situación corporativa deseable.

Alitara es un ejemplo de metodología de interim management optimizado. Se trata de una empresa que dirige sus esfuerzos a proporcionar a las empresas de IM, consultoría y gestión de personal. Todo ello tiene como resultado la promoción corporativa. Te hablamos a continuación de la metodología empleada. ¿Aún no sabes si tu empresa necesita un proceso de Interim Management?

Metodología de Interim Management de Alitara

El  Interim Management comienza por perfilar una propuesta de valor de Interim Management. Para ello se debe atender a la velocidad de la intervención, el retorno de inversión o ROI, la eficacia y responsabilidad, el ompromiso de la empresa con el procedimiento, la responsabilidad, la experiencia y la eficacia. Algunos de estos factores deben ser aportados por la empresa mientras que otros los propondrá el experto.

En cierto modo, un experto en Interim Management es un Director de Recursos Humanos y materiales provisional, un elemento externo que puede valorar una situación laboral desde esta perspectiva y realizar los ajustes con mayor objetividad que un interno. A este respecto, nos encontramos con que la metodología de Alitara incorpora a profesionales de competencias contrastadas.

La metodología de Alitara sigue cuatro pasos necesarios para optimizar la situación de la empresa. Se trata del diagnóstico. En esta fase nos encontramos con un análisis de la situación que tiene como resultado identificar las amenazas y oportunidades. Se realizar un DAFO conforme a la situación que servirá en la siguiente fase, la de propuestas del plan de acción. En esta etapa, el técnico profesional se diferencia de quienes no lo son ya que habrá sabido emplear correctamente la documentación recogida en el proceso de diagnóstico. En esta etapa es cuando el personal de la empresa debe dar el 100% ya que la implicación es primordial en este punto.

Una vez avanzado el plan, este entra en la etapa de consolidación. Esta fase está muy ligada a los paradigmas de que cualquier acción o cambio requiere de un tiempo para consolidar dicha acción a largo plazo. El seguimiento es la última de las etapas que, formado parte de esta anterior, se perfila como complementaria a la anterior. Es en este punto que se realizan todas las métricas necesarias, todos los informes finales que serán muy importantes tanto para valorar al experto como para que la empresa cuente con información adicional.

Cuándo se necesita un Interim Management

La necesidad del Interim Management radica en la necesidad de conseguir unos objetivos en un plazo estipulado, con garantías y que sea garante de la permanencia de una empresa y de unos sistemas. Un Interim es un Director Senior por lo que suele ser una figura de autoridad corporativa como lo son los SEO exitosos o un alto directivo de una empresa de gran relevancia.

Es necesario en diversos supuestos tales como optimizar la operativa cotidiana de la empresa, procesos de mejora diversos, desarrollo a nivel empresarial, actividad ídem y gestión de personas. El Interim Management es el que convierte todos estos procesos en una mejora que supone la consecución de objetivos que se traducen en beneficios para la corporación. Que no te engañen. Si un IM no cuenta con una larga trayectoria profesional es muy probable que no consiga ofrecer a tu negocio lo que necesita para continuar creciendo o para mantener su perfil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú