Pareciera una pregunta compleja, pero llena mil respuestas y opciones. Con la llegada del 2020, las empresas deberán aplicas mejores políticas de gestión de talentos, afianzar un sentido de pertenencia con los miembros del equipo de trabajo es la meta a corto plazo. La gestión de talento va más allá de reconocer habilidades y direccionarlas a departamentos. Se trata de motivar con creatividad y de manera personalizada cada caso. Dedicar este tiempo y esfuerzo a los miembros de trabajo siempre será la mejor inversión.

El sistema de recompensa aplicable a los miembros del equipo deberá ser diseñado en función a crear una atmósfera aspiracional, donde todos se esfuercen por llegar a conseguir ese reconocimiento y satisfacción de haber alcanzado objetivos en el tiempo establecido. Una correcta gestión del talento representa para las empresas y organizaciones una grandiosa ventaja, de lo contrario se puede generar un gasto tres veces más caro si se plantea alguna nueva contratación en vez de retener y explotar las habilidades de los miembros activos del equipo.

El 2019 ha revelado datos considerables sobre la gestión de talentos, entre ellos que un rango de seis meses es lo que se necesita para que un empleado nuevo pueda lograr una productividad aceptable en la empresa. Este lapso de tiempo, aunque puede parecer corto, genera muchos atrasos en las empresas pues el tiempo invertido, así como los recursos, pudieron haber sido implementados en no detener el crecimiento, que evidentemente tuvo que parar para perfilar a este nuevo miembro de trabajo.

Otro dato clave que deja la década que se despide es que se necesitan al menos unos dieciocho meses para que la cultura de la empresa sea un valor propio del empleado, así como deben transcurrir al menos dos años para que él fue en su momento un nuevo miembro del equipo, ahora vea la estrategia y la actividad de la empresa como un valor creado por él mismo. Es por eso que retener talentos para la organización es tan necesario. La realidad más tangible es que las empresas más competitivas, buscan crecer por medio de sus recursos humanos ya que serán ellos los que desempeñen un rol básico para poder aportar valor. Es necesario determina que una organización donde sus empleados son considerados talentos será una empresa mucho más competitiva y preparada para cualquier escenario de contingencia.

 

El paso a paso de la gestión de talentos

Una buena gestión de talentos inicia con una planificación previa de sus recursos humanos, lo que se busca en esta etapa inicial es lograr la proyección estratégica, así como la planificación de acercamiento a los talentos que una vez captados, puedan accionar una retención del mismo, el compromiso de permanecer en la empresa se puede afianzar en esta etapa. Le sigue el reclutamiento como el proceso necesario para atraer y contratar talentos. Para considerar que un reclutamiento es realmente efectivo se deben aplicar estrategias propias del employer branding, donde el talento se sienta atendido de manera personalizada.

El siguiente proceso de denomina Incorporación a la empresa y justo en esta etapa del ciclo, se permite a los nuevos empleados convertirse en miembros productivos de las empresas, este acceso definitivo genera confianza. Lo ideal es poder generar una sensación de bienvenida. Avanzando con la gestión de talentos, se debe aplicar el Plan estratégico, donde el proceso de desarrollo e implementación de planes, ve su origen con la finalidad clara de alcanzar metas y objetivos. Una herramienta ideal para aplicar en esta etapa son las Evaluaciones 360°, una herramienta que proporciona a los líderes y directivos la posibilidad de evaluar el desempeño de su equipo de manera contundente y clara.

En el mismo orden se debe implementar el desarrollo oportuno del liderazgo a través de actividades diseñadas previamente y orientadas a lograr objetivos que logren mejorar la calidad de las habilidades del trabajador como líder, para esto se debe trabajar también en el desarrollo profesional a través de procesos que permitan establecer metas y planes que conecten los objetivos y logros entre sí.

La importancia del reconocimiento para los talentos

Es muy importante incluir en la planificación de gestión de talentos, algunos programas de reconocimiento, algún método para poder reconocer y motivar a los miembros del equipo, poder valorar su contribución que han logrado con comportamientos y acciones, y que han llevado al éxito y operatividad correcta de las organizaciones. Para lograr esto es importante identificar las competencias de cada uno como los comportamientos, características, habilidades y rasgos de su personalidad, todos estos elementos los convierten en empleados exitosos.

Para lograr la retención de talentos, es necesario un buen sistema de reconocimientos que pueda identificar los esfuerzos sistemáticos centrándose no sólo en la retención del top talent de una organización, sino creando una cultura de retención mucho más comprometido en los miembros del equipo a través de un ambiente trabajo saludable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú