Cuando eres jefe tienes muchas responsabilidades, y entre una de ellas está el control de tus empleados. Que ellos se sientan cómodos, que tengan ganas de trabajar en equipo, que estén contentos con su función, etc. Una larga lista de imprescindibles que puede hacer que afloren en nuestros trabajadores fortalezas y debilidades. Como jefes, tenemos que estar atentos a todo lo que pasa, ir más allá y abordar estas situaciones para sacarle el máximo partido a los beneficios y enmendar los errores o debilidades.

En este artículo, desde Alitara, queremos mostrarte cuales son algunos de los mecanismos para identificar las principales fortalezas o debilidades de tus empleados y así poder abordarlas. Somos una empresa que trabaja con la gestión de personas sobre 3 pilares fundamentales: crecer, cambiar y renacer. De esta forma queremos mejorar los resultados de tu empresa y conducirla al éxito. Suena bien, ¿verdad?

Seguro que muchos de los que nos estáis leyendo os preguntáis, ¿cómo identificar las fortaleza y debilidades? o quizá ¿y qué se entiende cómo fortaleza o cómo debilidad? Esto no es una tarea sencilla, pero gracias a este artículo te será más fácil tomar la decisión y coger el camino correcta para tu empresa. Tú como jefe lo agradecerás, pero seguro que tus trabajadores también lo agradecen para seguir creciendo a nivel laboral y profesional.

Incrementar las fortalezas

Cuando detectamos en un empleado una fortaleza a nivel laboral, es muy importante que el trabajador sea consciente de ello, para que siga por ese camino. Uno de los factores que nos pueden hacer identificar las fortalezas es analizar los resultados de nuestros trabajadores, un control temporal nos hará conocer que aspectos domina más cada empleado. La solución perfecta es encaminar el trabajo de cada uno hacía su mejor campo, cuando un empleado trabaja a gusto, los éxitos se multiplican.

El trabajo en equipo puede ser una de las fortalezas más importantes, al igual que la comunicación. En la mayoría de las empresas, es fundamental la cooperación entre trabajadores, remar todos en la misma dirección. Solo así podremos obtener objetivos comunes que se traducen en beneficios finales. Es importante luchar en contra del individualismo y si uno de tus trabajadores destaca por encima de los demás en trabajo en equipo este debe ser ejemplo para todos los demás.

La comunicación también puede ser otro de los factores más importantes en cuanto a fortaleza de nuestros trabajadores, así como también lo es la profesionalidad. Comunicarse entre compañeros es como un juego de engranajes, donde después del uno va el dos. Sencillo en la teoría, pero complicado en la práctica. Realizar pequeñas pruebas anuales nos puede hacer una idea de la profesionalidad de nuestros trabajadores y tomar medidas en el asunto si algo falla.

Mejorar las debilidades

Al igual que las fortalezas debemos impulsarlas y mantenerlas, con las debilidades también tenemos que trabajar, pero para conseguir enmendarlas, mejorarlas, o al menos, reducirlas. Cuando vemos en algunos de nuestros empleados fallos tan básicos como no saber trabajar bajo presión, falta de entusiasmo, desmotivación está claro que debemos solucionarlo.

Las dinámicas grupales son un lugar perfecto para que cada empleado, de forma educada y profesional, comente su postura y aproveche para comentar los aspectos que menos de acuerdo está. En ocasiones no ser sinceros con el jefe o encargado puede conducir a unos resultados negativos. Algo tan sencillo como ser impuntual en el trabajo puede convertirse en una debilidad que ocasione perdidas mayores.

Como jefes, es muy importante que nuestros trabajadores sean conscientes de sus propias debilidades para poder trabajar en ellas. Apoyarse en compañeros que dominan el campo, pedir ayuda o aplicar consejos de los demás pueden ser algunas de las soluciones para cambiar de actitud. Observar, analizar y evaluar el ambiente que nos rodea nos puede dar muchas de las pistas para identificar tanto fortalezas como debilidades en nuestros empleados. ¿A qué esperas para ponerlo en práctica?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú