El Estado de Alarma en España ha sido un episodio sin precedentes para todos los sectores de la economía, es por eso que las medidas de recuperación deberán apuntar a la innovación de las gestiones. Se avecina un periodo de transición en el que será necesario contar con una visión externa como la que ofrece el rol de interim management.

El interim management podría tener su máximo nivel de protagonismo una vez pase el Estado de Alarma en España. Como bien lo dice su definición, el interim management es una alternativa de gestión que ha sido diseñada para ser aplicada en periodos de transición y cambio, como los que están a punto de suceder en todos los sectores económicos de las naciones afectadas por la crisis sanitaria del Coronavirus, también conocido como COVID-19.

En casos excepcionales como el que se vive en la actualidad con la pandemia del Coronavirus, el interim management puede destacar como la mejor herramienta ante la crisis e incertidumbre que viven las organizaciones, pero que, como toda fase, pasará. Es allí donde el rasgo temporal de este rol tiene mayores beneficios, pues se puede aplicar una gestión temporal, mientras se reestructuran las organizaciones tras el impacto económico.

La metodología del interim management es la ideal para aplicar en situaciones de crisis gracias a su ingeniera de gestión, capaz de diseñar estrategias de producción, creación de presupuestos y proyecciones de negocio de cara a la transición económica de cada sector. Lo ideal será planificar programas de fabricación o adaptar la producción al mercado, enfocándose en las nuevas necesidades de los consumidores habituales que se tuvieron que adaptar a esta pausa.

Lo que más va a destacar del interim management, una vez finalice el Estado de Alarma, será poder motivar al equipo humano que conformen las organizaciones, poder plantear estructuras innovadoras que sirvan para redescubrir las necesidades a través de una fase exhaustiva de investigación.

Velocidad y eficacia, los retos del interim management tras el Estado de Alarma

El impacto que dejará la etapa de cuarentena deberá ser abordado por el interim management enfocándose en trabajar la velocidad de recuperación, este rol tiene la capacidad de poder comenzar en cuestión de días, pero los resultados deberán enfocarse en semanas o meses. Por muy crítica que sea la transición, las organizaciones deberán ser más pragmáticas a la hora de conseguir el mismo ritmo que tenían antes de la pandemia.

Afortunadamente el interim management puede tomar el control de la situación en tiempos prudentes,  con la eficacia que requiere este tipo de situaciones, gracias a la experiencia que acumulan los profesionales que se dedican a este tipo de gestiones, añadiendo valor y enfoque asertivo en cada una de las decisiones que se tomen.

Retorno de inversión en tiempos de crisis

El rol del interim management deberá trabajar de la mano con las organizaciones para poder administrar de manera correcta los recursos tras el paso del Estado de Alarma. Una hazaña que podrán materializar gracias a sus innegables habilidades y dilatada experiencia en conseguir resultados óptimos. La meta será minimizar los riesgos de la inversión que será necesaria para despertar de nuevo el interés y acción de compra de sus consumidores finales.

El retorno de inversión que pueden brindar los Interim mánagers es verdaderamente significativo, ya que se trabaja con una planificación de objetivos ejecutables que permitan entregar resultados tangibles en periodos de tiempo prudentes, un rasgo que va más allá de estar condicionados por la política o la cultura de la empresa. El norte en estos casos será innovar para poder recuperar el tiempo perdido, e incluso superarse con respecto a sus resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú