Hay conocimientos que solo se adquieren con la edad y la experiencia. En un mundo cambiante a una velocidad cada vez mayor, son las vivencias personales y profesionales las que aportan la visión más completa del entorno y una capacidad analítica de excepcional valor para las empresas. Esas son, precisamente, dos de las cualidades de un interim manager.

Los conocimientos teóricos son fundamentales para la comprensión de todo lo que ocurre en el mundo empresarial de hoy en día, pero no siempre son suficientes para tomar decisiones acertadas y bien fundamentadas, especialmente en momentos críticos para la empresa. El interim manager complementa a la perfección esos conocimientos teóricos con la experiencia adquirida en trayectorias profesionales muy dilatadas.

El valor de los perfiles senior

Decía Séneca que “no aprendemos gracias a la escuela, sino gracias a la vida”. Son los aciertos, y muy especialmente los errores, los que crean una de las bases más poderosas del aprendizaje. Por eso, en tiempos de crisis o de cambios estructurales profundos como son los actuales, la figura del interim manager cobra especial importancia.

El bagaje profesional del interim manager le permite tener una mayor capacidad de respuesta ante los desafíos, descubrir pequeños detalles de relevancia a la hora de elegir el camino adecuado para que la empresa avance según los objetivos o incluso predecir escenarios para la adecuada toma de decisiones. Y esa es una formación que solo adquiere con la experiencia.

Evidentemente, la formación académica es importante, a pesar de lo que decía Séneca. Pero la teoría no siempre tiene todas las respuestas, y mucho menos en un panorama económico y empresarial tan complejo como el actual. Un perfil senior como el que representa el interim manager aúna dos de las bases del éxito: amplios conocimientos teóricos y la capacidad de interpretación que da la experiencia.

Qué más aporta el interim manager

En tiempos complejos, para sobrevivir en un mercado cada vez más competitivo, no solo hay que conocer bien el entorno, también desarrollar y saber aplicar algunas cualidades esenciales. Y, de nuevo, la mejor guía no son los libros, sino la experiencia que puede aportar el interim manager.

La capacidad de dirigir y gestionar equipos multidisciplinares, la necesaria flexibilidad para adaptarse a circunstancias cambiantes o incidencias inesperadas y hacerlo desde una posición de absoluta imparcialidad resulta imprescindible. El del interim manager es el perfil de un profesional que ha trabajado en escenarios variados con equipos de trabajo diferentes y en circunstancias que nada tienen que ver unas con otras.

Este conocimiento en primera persona permite al interim manager adaptar estrategias, reorganizar departamentos, optimizar recursos y sacar partido a todas las fortalezas y oportunidades de la empresa. También resolver conflictos o enfrentarse a amenazas desde una posición de ventaja que no da la simple formación académica, por muy amplia que esta sea.

Por estas razones, contar con el trabajo de un interim manager es importante, sobre todo, cuando la empresa se enfrenta a cambios profundos, a crisis económicas o incluso a procesos de crecimiento y mejora.

Incluso aunque la compañía cuente con profesionales cualificados, la visión sin condicionantes de un profesional senior externo es de enorme valor. Y lo es también para dar tiempo a que esos profesionales más jóvenes y de futuro prometedor que sí forman plantilla de la empresa y que cuentan con una buena formación adquieran la experiencia necesaria para hacer frente a los retos que surjan en el futuro.

Alitara te ofrece la amplia experiencia de los mejores profesionales senior para afrontar con éxito los retos a los que se enfrente tu empresa. El trabajo de un interim manager colocará a tu empresa en el puesto que se merece.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú