Para que el teletrabajo sea una dinámica laboral saludable y con resultados óptimos, las empresas deben verificar ciertas medidas y condiciones para que el equipo humano se sienta cómodo, seguro y organizado. Todo esto dependerá de variables como la carga horaria, tareas asignadas; la capacidad de cumplir esas tareas desde casa e incluso tratar de recrear el ambiente desde el hogar, entre una serie de estrategias que permitirán llegar a la meta.

Aunque el teletrabajo ya se venía planteando como una realidad para miles de empleados en España, incluso mucho antes de la crisis sanitaria producida por el Coronavirus, hoy en día es la opción más factible para diferentes empresas y modelos de negocio, que por temas sanitarios, han optado por esta realidad para no exponer a su plantilla a riesgos de contagio, alargando la modalidad del trabajo en casa o incluso creando puestos de trabajo que directamente recaen en las características del teletrabajo.

El objetivo principal teletrabajo es poder cumplir las mismas funciones que se desarrollaban en la oficina desde otro lugar, por lo que verificar las condiciones que permitan cubrir esta modalidad de trabajo a distancia. La funcionalidad del teletrabajo está estrechamente ligado a las nuevas tecnologías de la información y comunicación, que apoyadas en la realidad virtual, el streaming y otro tipo de plataformas, permite que se puedan ejecutar las tareas con facilidad y eficacia.

Claves para diseñar estrategias de teletrabajo

Para que el teletrabajo arroje los resultados deseados, se deben diseñar estrategias que apunten a la operatividad de los empleados, por lo que será necesario basar todas las decisiones en la organización y planificación, de recursos como el tiempo y las habilidades de cada persona. Diseñar un horario de trabajo será el punto inicial más importante, ya que será la manera de coordinar y monitorizar decisiones, resultados y estrategias por departamento.

Una vez implementada la planificación de las jornadas de teletrabajo, será indispensable inspeccionar uno a uno los casos de los diferentes miembros de la plantilla, con la finalidad de detectar si cuentan con el equipo técnico requerido para lograr sus tareas; condiciones básicas en el espacio de trabajo en casa e incluso determinar si realizan sus tareas con otros miembros de la familia presentes en el hogar. Todos estos datos influyen directamente en el desempeño del empleado.

Es vital asignar supervisores que verifiquen las condiciones de cada persona, que evalúen su desempeño y hagan un cruce de datos para poder proyectar los niveles de operatividad. Será muy importante conocer las condiciones físicas y emocionales que representan para el equipo la modalidad del teletrabajo, ya que esto será fundamental en su desempeño. No solo se trata de obtener resultados, sino que, además, se logre un acompañamiento a distancia en esta nueva etapa.

Riesgos de no contar con buenas estrategias de teletrabajo

Si no existe una planificación para ejecutar el teletrabajo se corren diferentes riesgos, tanto para las empresas como para los empleados. El primero de ellos apunta a los rangos de tiempo, ya que no es lo mismo cumplir un horario para realizar una tarea en un espacio como la oficina, que realizar la misma tarea desde casa, donde los límites los termina imponiendo el empleado. Ante este riesgo se debe aplicar una política que verifique el inicio y final de la jornada, para poder cumplir con la carga laboral que corresponde a cada persona.

La falta de interacción social directa es otros de los riesgos que se corre con el teletrabajo, por lo que se recomiendan estrategias a distancia donde exista una comunicación fluida entre el equipo de trabajo, así como un acercamiento que no tenga que estar relacionado precisamente por alguna tarea. La monitorización del equipo de trabajo también debe apuntar a fortalecer un nexo laboral, ya que esto permite un ambiente de trabajo más saludable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú