Una de las principales herramientas que se requieren de un directivo que vaya a ejercer su liderazgo es el conocimiento de las personalidades del equipo con el que va a trabajar. Para ello se necesita de mucha capacidad de escucha y observación. Esta es la base para una gestión de las personas eficiente y que es la clave para un correcto desarrollo empresarial o para vivir un proceso de cambio.

Esto es fundamental para poder detectar el talento y conseguir equipos de alto rendimiento. Además, también se conseguirá un ambiente de trabajo adecuado en el que la orientación hacia los objetivos sea la base de todas las actividades. Podemos encontrar varias herramientas para conseguir establecer perfiles de las personas con las que trabajamos, y entre ellos, sobresale la metodología DISC.

El modelo DISC es útil a la hora de establecer perfiles en base a cuatro factores del carácter de las personas que influyen en los comportamientos más predecibles y que se corresponden con sus siglas: Dominante (Dominance), Influyente (Inducement), Estable (Stability) y Concienzudo (Compliance). En base a esto parámetros se pueden establecer la conducta de los individuos para situaciones futuras,

Esta metodología se puede usar con diversos fines entre los que se incluye mejorar la motivación de los empleados o la creación de equipos de trabajo. Resulta eficaz para el directivo que quiera conocer a sus empleados y ayuda a la toma de decisiones ya que se puede prever el comportamiento de las personas implicadas.

Si seguimos los parámetros del DISC podemos encontrar a personas con las siguientes características ya mencionadas:

Dominante. Se percibe como capaz de cambiar la realidad que le rodea gracias a sus habilidades. Es activo, toma decisiones y acepta retos en base a la confianza que este rasgo le otorga. Están muy orientadas a los resultados.

Influyente. Sus acciones van dirigidas a interaccionar con otros. Resalta sus capacidades comunicativas y sus habilidades sociales. Suelen crear un ambiente adecuado en el ámbito del trabajo.

Estable. Responde bien a la presión y busca que los procesos se realicen de manera adecuada. Es un buen mediador en los conflictos y cuenta con habilidades diplomáticas.

Concienzudo. Muy interesado en las reglas. Es más reservado ya que su principal actividad es el análisis. Busca la exactitud y por ello se suele mostrar prudente en la toma de decisiones.

La metodología DISC se utiliza tanto en la selección de personal como para la aplicación correcta de técnicas de venta. En el primer caso se usa como método para conocer a los candidatos y ofrece una información muy valiosa que se complementa con la entrevista personal.

En el segundo caso sirve para conocer el cliente y saber comunicar el mensaje adecuado para conseguir la venta.

La metodología DISC es muy utilizada por los directivos para conseguir establecer dinámicas de comportamiento adecuadas y equilibradas que ayudan al funcionamiento de las empresas. Es una herramienta clave para el conocimiento de las personas que puede ser de gran ayuda para conseguir equipos de alto rendimiento.

Existen varias maneras de establecer que parámetro del DISC es aplicable a cada persona y una de ellas es a través de un test. La observación y el análisis será clave por parte del directivo que de esta manera podrá encontrar qué profesionales se ajustan mejor a las necesidades que la estrategia de empresa establezca en cada momento.

En Alitara contamos con profesionales expertos en la gestión de personas que aplican la metodología DISC y otras herramientas para conseguir los mejores resultados empresariales. Contacta ya con nosotros y descubre todo lo que podemos hacer por tu negocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú