Nuevos desafíos, nuevas necesidades o la obligación de afrontar cambios sustanciales en la compañía. Ante cualquiera de estas circunstancias, las empresas suelen plantearse incorporar puestos ejecutivos que guíen el camino hacia el éxito. En ocasiones, el primer impulso es la contratación de un profesional con carácter permanente. Sin embargo, el interim management es la decisión más acertada por motivos muy diferentes.

Interim management como motor de cambio

La gran diferencia entre la contratación de un servicio de interimm management y un puesto ejecutivo permanente es que el primero está diseñado, precisamente, para actuar en circunstancias extraordinarias. Es, por ello, un servicio altamente especializado, capaz de afrontar los desafíos más complejos, de liderar cambios y transiciones, plantear nuevas estrategias o gestionar situaciones de crisis.

El interim management es una solución flexible y rápida para responder a ciclos de vida concretos dentro de la compañía. Por eso, el trabajo de estos profesionales puede distar mucho del de un ejecutivo permanente, cuyo punto de mira suele estar en un futuro más lejano.

Seguridad en periodos transitorios

No hay puestos de responsabilidad que sean indefinidos. Incluso siendo necesarios, los ejecutivos de una compañía pueden abandonarla en un momento dado. Encontrar un nuevo perfil adecuado a la responsabilidad del puesto puede llevar tiempo, y eso genera inseguridad. En esos momentos de transición, un servicio de interim management supone mucho más que una simple suplencia.

El interim manager, en primer lugar, evitará que la compañía se desestabilice por un puesto de responsabilidad vacante y que su funcionamiento o resultados se resientan por ello. Pero, más allá de transmitir confianza, realizará un análisis objetivo y riguroso de la situación y diseñará planes de acción para que la empresa continúe avanzando por el camino adecuado.

Apoyo en la mejora de procesos

Interim management y puestos ejecutivos permanentes no son incompatibles, nada más lejos de la realidad. Hoy en día las empresas están sujetas a una realidad económica muy cambiante, a continuos avances tecnológicos y a una competencia a nivel global cada vez más feroz que obliga a tener una enorme capacidad de adaptación.

Los puestos permanentes no siempre están capacitados para afrontar en solitario todos esos cambios o ajustar a ellos los diferentes departamentos de la organización. El interim management es, es este sentido, un gran punto de apoyo. Por un lado, aporta soluciones desde la experiencia y la especialización. Por otro, prepara a los ejecutivos de la empresa a enfrentarse a situaciones similares que puedan darse en un futuro.

Soluciones en tiempos de crisis

Pérdida de confianza de clientes o proveedores, un descenso en ventas o la incapacidad de adaptarse a nuevas exigencias de los mercados. En momentos de crisis es imprescindible una visión que vaya mucho más allá de la propia empresa para poder iniciar los ajustes necesarios.

Un servicio de interim management ofrece profesionales con una visión amplia y profunda de la situación económica y de su evolución. Son, además perfiles muy diferentes que permiten adaptarse a cada circunstancia en particular: especialistas en operaciones o nuevas tecnologías, directores financieros, ejecutivos comerciales o responsables de recursos humanos, entre otros.

Precisamente, es esa especialización, unida a la experiencia la que permite que el servicio de interim management actúe de manera eficiente y rápida en aquellos aspectos de la compañía que deben evolucionar para sortear momentos de especiales dificultades.

No hay que olvidar que los profesionales que se dedican al interim management son personas que han prestado sus servicios en diferentes empresas y en situaciones a veces dispares. Este bagaje les permite tener un punto de vista y un conocimiento mucho más profundo que el que pueda tener un ejecutivo permanente que solo conoce su compañía.

En definitiva, interim management y ejecutivos en plantilla son dos figuras distintas, pero que pueden trabajar en conjunto para conseguir sortear dificultades, adaptarse a cambios y nuevas exigencias de los mercados o emprender etapas de crecimiento empresarial.

Alitara te presta ese servicio de interim management que tu empresa necesita. Ponemos a tu disposición un equipo de profesionales altamente cualificados y con una dilatada experiencia para que consigas el éxito deseado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú