Tener motivado a tu equipo es fundamental para que tu proyecto sea viable. Cualquiera sea tu proyecto va a depender del equipo de personas que se tenga a cargo. Si no los mantienes motivados tu proyecto lo sufrirá.

Podemos verlo en cualquier tipo de proyecto.tipo de proyecto. Sea una empresa pequeña, mediana, grande, una organización social, etc. Las personas que conforman esa organización son un grupo y para que todo ande bien la motivación juega un rol fundamental.

A qué nos referimos con motivación

Debemos vincular motivación con funcionamiento adecuado del grupo o equipo de trabajo. Un grupo se debe ir conformando como tal. No se conforma un equipo o grupo de la noche a la mañana. En primer lugar tenemos que tener un proyecto organizacional claro y definido.

Luego vamos a tener que seleccionar el equipo adecuado para encajar dentro de ese proyecto diseñado. Este equipo tiene que estar calificado para los roles que desarrollarán en la organización y su remuneración será uno de los pilares para que esté motivado. Pero no es  el único factor a tener en cuenta como clave a la hora de tener motivado al equipo.

El aspecto económico es importante pero hay otros aspectos a considerar

El clima laboral que se genere en la organización va a ser importante y esto va a depender de cómo se den las relaciones humanas pero podemos influir. El funcionamiento de la organización en base a un proyecto claro diseñado va a repercutir en un clima laboral sano.

Cada integrante del equipo debería sentirse parte y entender el todo organizacional.

El grado de conciencia que cada integrante tenga del funcionamiento organizacional va a influir positivamente en el clima y la motivación. Tener una organización flexible y con objetivos claros es importante. La rigidez no le hará bien a tu equipo ni a tu organización. Intenta ofrecer cambios y que la rutina no sea estereotipada.

Propone en el proyecto desafíos y posibilidades de crecimiento al equipo. Es bueno que los integrantes del equipo se sientan parte importante dentro del proyecto cada uno dentro de su rol y que puedan aspirar a superarse, aprender nuevas cosas y crecer junto a la organización.

Algunos consejos para tener motivado a tu equipo

Por una parte, es importante saber bien integrar al equipo, no discriminar a ninguno de sus miembros y vigilar siempre que exista una clima laboral y humano sano. Encontrarle un sentido al quehacer cotidiano es importante y esto se logra uniendo las actividades concretas con el proyecto organizacional.

También deberíamos poder dar prioridad a las aptitudes profesionales y humanas intentando desterrar prácticas mediocres. Con esto último nos referimos a no estimular actitudes deshonestas, secretismos y menos aún bullying o discriminación. Al hacerlo, tenemos que tener en cuenta que es posible tener un ámbito laboral sano con competencia pero sin forzar a que las personas acaben desconfiando de los demás. Si queremos tener un equipo fuerte como grupo no nos sirven estas prácticas y hay que atajar de raíz este tipo de comportamientos.

Es conveniente también tener espacios de  reflexión grupal que fortalezcan al equipo. Llevar a cabo actividades de integración y recreación dentro y fuera del ámbito laboral, lo que los expertos han llamado jornadas de «teambuilding»

Este conjunto de claves para tener motivado a tu equipo deberían estar siempre a mano para considerar. Tu empresa o proyecto tendrá más posibilidades de éxito. Recuerda: diseña tu proyecto organizacional, selecciona tu equipo, comienza un proceso grupal y sigue las pautas de tu proyecto.

No te desvíes del proyecto y toma en cuenta las claves aquí mencionadas. No dejes las cosas libradas a la improvisación. Puedes cambiar el proyecto, claro, pero el proyecto debe ser la guía de todo. Intenta mantener la línea de coherencia entre las actividades y los objetivos del proyecto organizacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú