Una de las claves del enorme valor del talento senior es la experiencia. La otra es el reciclaje, la formación permanente de estos profesionales. Ambas características son las que hacen que sean personas de enorme valía dentro de cualquier organización, independientemente del ámbito o sector productivo en el que se enmarque su actividad.

Ese continuo proceso de aprendizaje es el que permite adaptarse a unas circunstancias que cambian cada vez con mayor rapidez. En ese sentido, el profesional senior destaca por su capacidad de ver y entender la realidad desde una perspectiva diferente. Y también destaca por su versatilidad. Por eso, en un mundo cada vez más competitivo, estos perfiles resultan imprescindibles.

Hay que tener en cuenta, por otra parte, que se trata de profesionales senior que no solo han adquirido un elevado nivel de conocimientos. En algunos casos se trata de conocimientos muy específicos que les permiten desarrollar su labor con la mayor eficacia e implicación puestos de responsabilidad muy concretos.

Pero no solo en áreas específicas. También son cada vez más los perfiles senior que optan por una formación permanente para adquirir conocimientos transversales. Se convierten así en profesionales multidisciplinares que pueden desarrollar su trabajo en áreas diferentes, pero siempre con eficiencia.

Sea cual sea el tipo de formación permanente por la que opte, la realidad es que el trabajo del profesional senior debe ser siempre un factor a tener en cuenta en cualquier organización.  

Formación permanente en todos los ámbitos

Al hablar de formación permanente no hay que referirse solo a conocimientos teóricos sobre una materia o varias en particular. Un perfil senior sabe que también debe cultivar otro tipo de conocimientos complementarios, que también resultan imprescindibles para desarrollar su labor.

Es formación en lo que se refiere a cuestiones tan esenciales para la buena marcha de los equipos como son la capacidad de liderazgo y análisis, la innovación y la visión de futuro. Todas ellas son cualidades que hacen que el talento senior pueda desarrollar un trabajo de enorme valía tanto en puestos relacionados con la consultoría como en otros relacionados con la toma de decisiones estratégicas.

La formación permanente convierte a los profesionales senior en la herramienta más eficaz para afrontar los retos que supone superar situaciones excepcionalmente complejas. También lo es en la adaptación de la compañía a cambios de importancia o a la hora de diseñar políticas de desarrollo para la empresa.

Capacidad de aprendizaje

La formación permanente en un perfil senior está íntimamente ligada a una elevada capacidad de aprendizaje. Una capacidad a veces innata, pero otras muchas veces adquirida gracias a la experiencia, a una dilatada carrera profesional que facilita una visión mucho más amplia y profunda del tejido empresarial y la situación económica.

Hoy en día, además, existen infinidad de mecanismos que permiten acceder a esa formación permanente que no necesariamente es de carácter académico. Encuentros profesionales, seminarios, webinars y campus virtuales se han convertido en grandes aliados para aquellos profesionales que asumen como un reto personal el aprendizaje continuo.

Una buena visión estratégica debe llevar siempre a potenciar el talento senior dentro de la empresa. Para ello se debe ofrecer la posibilidad de formación permanente a esos profesionales especialmente cualificados y con una amplia experiencia que ya han demostrado su valor.

Pero no todas las compañías cuentan con un capital humano que cumpla esas características.  Es entonces el momento de acudir a servicios externos de interim management. En Alitara ayudamos a tu empresa con perfiles senior capaces de aportar el mayor grado de conocimiento y de experiencia en diferentes áreas. Enfrentarse a los retos y sortear dificultades será así mucho más sencillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú