Todo buen líder debe tener la capacidad de gestionar personas. Pero más allá de contar con poder de convencimiento e inspirar respeto, para lograrlo debe usar un buen método de gestión de equipos. En ese sentido, conoceremos uno de los mejores, el GRPI (Goals, Roles, Processes, Interpersonal Relationships). Fue desarrollado por primera vez en el año 1972 por el teórico organizacional Richard Beckhard.

En la actualidad, muchas buenas empresas como Alitara utilizan este método de gestión de equipos como herramienta principal. El objetivo de este modelo es muy claro: servir de guía para líderes, ofreciéndoles un panorama claro de inconvenientes y fortalezas de su equipo. A continuación, conoceremos un poco más de este método a través de cada uno de sus elementos:

Objetivos (Goal)

Como el nombre lo indica, son aquellas metas y objetivos que el equipo debe alcanzar en un lapso determinado. Pueden ser impuestos por el líder o acordados entre compañeros. Para poder conseguir los objetivos con éxito, todos deben entenderlos y aceptarlos como tal. La persona encargada de la gestión de equipos también deberá tener claras esas metas.

Roles y responsabilidades (Roles)

Muchos de los problemas de un empleado, vienen dados por la falta de información acerca de su papel en la empresa o proyecto. La persona encargada de la gestión de equipos tiene la tarea de saber si los miembros de la empresa saben exactamente cuáles son sus responsabilidades. De ello dependerá que sepan desenvolverse con colegas y llevar a cabo las actividades para las cuales fue contratado.

Procesos (Processes)

Así como la gestión de equipos aplica métodos como el GRPI, el equipo también necesita de modelos que les ayuden en sus procesos. Básicamente, un equipo, sea grande o pequeño, debe contar con recursos que les permitan tomar decisiones, resolver problemas y evaluar resultados. De esta forma, podrán agilizar sus actividades y lograr los objetivos de la forma más óptima.

Relaciones interpersonales (Interpersonal Relationships)

El último de los elementos característicos del GRPI es conocer si los compañeros se tratan con respeto y cordialidad. Las relaciones interpersonales son muy importantes dentro de un equipo de trabajo, pues, de ello depende que la comunicación fluya y sea efectiva. De existir un problema, el líder o encargado de la gestión de equipos deberá encontrar soluciones para que tal inconveniente no afecte la empresa.

¿Cómo aplicar el GRPI?

Dentro de la evaluación que hace el encargado de la gestión de equipos, usando el método GRPI, está responder una especie de lista con afirmaciones. Estas están relacionadas a cada uno de los elementos: objetivos, roles, procesos y relaciones interpersonales. De los resultados de este checklist se deberán tomar decisiones que lleven a una pronta solución.

Goal:

“Propósito compartido”, se refiere a aquellos puntos en común que tienen todos los miembros del equipo, en función de la empresa. “El cliente y sus necesidades”, saber si el grupo entiende qué deben brindarle al cliente. “Objetivos y resultados previstos”, el equipo visualiza y entiende los objetivos. “Definición del alcance del objetivo”, dentro de la gestión de equipos, saben lo que cada uno debe hacer para cumplir metas.

Roles:

“Roles y responsabilidades”, todos como equipo saben cuál es la descripción clara de su rol en la empresa. “Autoridad y autonomía”, el grupo identifica cuáles son las figuras de autoridad y cuáles son sus alcances como equipo autónomo. En este punto, el líder de la gestión de equipos debe cerciorarse de que de verdad cada quien sabe cuál es su responsabilidad por separado.

Processes:

“Factores críticos de éxito”, ¿qué se necesita para conseguir el éxito? “Planes y actividades”, el equipo ha diseñado un plan para actuar frente a los retos planteados o impuestos. “Monitorización y métricas”, saben cuáles son los datos medibles para saber si están consiguiendo los objetivos. “Agenda e hitos”, los procesos y fechas están definidos. Es parte de los procesos dentro del GRPI.

Interpersonal relationships:

“Acuerdo operativo del equipo”, el grupo acordó de forma amena cómo van a trabajar y qué espera cada uno de ellos mismos y los demás. “Relaciones interpersonales”, el equipo ha afianzado las relaciones entre ellos y la confianza que debe existir para poder cumplir con respeto las tareas. Este es otro de los elementos claves para la gestión de equipos, por lo tanto, debe ser también prioridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú